Adios Sergio…


No me he podido despedir de tí, te has ido muy rápido, solo y sin decir nada. Sergio, mi corazón esta contigo te acompañará en ese camino desconocido que tienes que recorrer tu solo. Nuestra amistad fue algo muy especial, miradas, complicidad hasta incluso me atrevería a decir amor. Los dedos no me siguen no puedo asimilar que ya no estés… solo decir que lo que fuiste nunca dejará de existir en nuestras almas. Te quiero Sergio.

Anuncios